Decadencia

0
81

Al final del camino comprendí que nada me pertenece y todo tiene su tiempo de vida… Los edificios se caen, las personas se marchan, el café se enfría, los objetos se rompen, las lágrimas se secan y en algún momento los corazones dejan de latir.

Decido con firmeza desprenderme de ti, andar a solas para disfrutar de aquello en lo que no te encuentre. 

Espero que tu amnesia por buscarme continúe y así me evites la pena de cerrar la puerta y decirte que no.

Te amé profundamente como nunca antes amé a nadie más… Pero un día lo olvidaste, me olvidaste, nos olvidaste.

Deja un comentario