¡Aferrarse y no poder soltar!…

0
84

A veces nos encontramos en situaciones que nos hacen imposible poder desprendernos de ellas, el poder soltar; y nos aferramos con fuerza, aunque en el fondo sabemos que son cosas o personas imposibles de obtener y de tener.

Creo que todos al menos alguna vez en nuestra vida, hemos pasado por alguna circunstancia similar, por algo que nos da dolor, tristeza, inquietud, desesperanza, impaciencia, desanimo, impotencia e incluso decepción de nosotros mismos, al no poder alcanzar lo que queremos.

Pero hay que tener en cuenta, que no siempre las cosas van a suceder como lo deseamos, como queremos o soñamos; no todos nuestros sueños pueden hacerse realidad, ni todo lo que pretendemos lo podemos lograr; y no es por nosotros, porque hay situaciones, cosas y amores que están fuera de nuestras manos, de nuestro alcance.

¡Claro!, a quien no le gusta soñar con algo o con alguien y pensar que algún día nuestros sueños se realizarán o esas locas ilusiones se harán realidad; es bueno siempre soñar, pero más bueno es siempre mantener los pies en la tierra y dejar de crearnos fantasías en nuestros pensamientos.

Si, lo sé en este mundo nada es fácil; y muchas veces hay que luchar para obtenerlo, pero también estoy consciente que hay amores que no pueden ser; por más esfuerzos que se quieran hacer, por más intentos por hacernos notar, por querer llamar la atención, pero nada de lo que hagamos suele dar resultado, cuando alguien no es para nosotros, cuando no somos el tipo de hombre o mujer que esa persona busca.

A veces nos resulta tan fácil el crear emociones por alguien y esperanzas por algo; que al final nos resulta una misión imposible el tratar de alejarnos, de soltar, de asimilar que no existirá nada, que no lo podremos lograr o que el amor que un día soñamos, solo en un simple sueño se quedará.

Al tratar de soltar a una persona que sabemos de antemano que nunca nos hará caso, que su ciclo concluyó o simplemente no es para nosotros; el querer alejarnos, teóricamente suena súper fácil y sencillo, pero cuando la (lo) tienes tan presente, cuando lo ves constantemente o cuando nuestros pensamientos lo evocan; pareciera que nos es imposible alejarnos y soltar. Y en ocasiones nos cuestionamos si estamos exagerando al querer hacerlo.

Pero hay que estar conscientes qué si a veces una situación así nos resulta satisfactoria y placentera en algún momento, y nos hace seguir creándonos ilusiones y fomentando nuestras esperanzas, esto nos resultará perjudicial a largo plazo; creo que a veces es necesario poner a trabajar nuestra fuerza de voluntad al máximo para dar el siguiente paso y entrar en el proceso de soltar y liberarnos de una situación que solo nos remueve los sentimientos.

¡Sí!, el soltar las emociones duele, el tratar de alejarte nos resulta difícil y con alejarte no me refiero a no volver a verlo jamás en la vida, sino el alejar lo que sientes, el pasar la página, borrar capítulos y tratar de superar algo que no fue, que no será o ya quedó atrás. Pero hay que tener en cuenta que para continuar debemos superar, para restaurar las heridas hay que dejarlas de tocar, que para abrir el corazón a nuevas experiencias hay que auto programar nuestros pensamientos y hacernos a la idea que hay cosas que no pasarán, amores que no sucederán y personas que no podrán continuar.

Amigos, todo duele al principio, pero poco a poco el olvido llega y habrá nuevas experiencias y nuevas oportunidades se harán presentes; que quizá ahora si puedan hacerse realidad, donde no habrá miedos, dudas, inseguridades y pretextos, así que ¡ánimo!.

Los invito a leerme en el Diario Digital Extra de La Laguna y en mi página de Facebook: Estrellas en el Cielo (Escritor).

Deja un comentario