Diez mujeres han denunciado a Coco Levy por acoso sexual

0
92

(AGENCIAS) 06 de julio de 2022.- Hace unos días, la actriz Danna Ponce interpuso una denuncia por abuso sexual en contra de Jorge ‘Coco’ Levy , hijo de la conductora de televisión Talina Fernández. Lo hizo luego de contar la experiencia que vivió con él, a través de un video que publicó el pasado 27 de junio en sus redes sociales.

A partir de entonces, otras mujeres han alzado la voz para dar a conocer el abuso que también han sufrido por parte del productor de Videocine, aunque hasta el momento sólo existe una denuncia legal en su contra.

La actriz Danna Ponce inició con la cadena de denuncias

Danna Ponce declaró que en febrero pasado, el hermano de la fallecida actriz Mariana Levy, la citó en su oficina, se desabrochó el cinturón y se bajó el zipper. “Me paralicé, no pude decir nada, y el señor se paró, caminó atrás de mí, las sillas tienen recarga brazos y lo que hizo fue agarrarme por detrás y tocarme los senos y me dio un beso en la comisura (de los labios)”, explicó Ponce, quien la semana pasada levantó su denuncia en Ministerio Público de la alcaldía Álvaro Obregón.

Después de Danna, otra chica que prefirió mantenerse en el anonimato, dijo al programa Venga la alegría que su experiencia con él ocurrió hace siete años, aproximadamente, cuando ella tenía 19 y fue citada por Coco Levy para hablar sobre su carrera como actriz.

“Se sienta y me dice qué sería capaz de hacer; yo llevaba unas fotos impresas y me las aventó, me dijo: ‘esto no sirve, necesito ver algo más arriesgado’. Me sacó las fotos que una chava le había mandado desnuda y me dijo que necesitaba fotos algo así, cosas más arriesgadas y donde pudiera ver mi cuerpo”, aseguró la joven.

Regina Kaller, quien también es actriz, relató que en una ocasión él la puso en la esquina, pegada a la pared. “Me da un beso justo aquí (en la comisura de los labios). Pasa otra vez y ahí me dice: ‘Regina, ¿tú crees que yo me quiero estar acostando contigo? Pues no, y ese es tu error’”, explicó en el mismo programa de televisión.

“Yo te creo, Danna. A mí Coco Levy me pidió fotos desnuda para permitirme la entrada a los castings en una reunión formal en Videocine. No volví a pisar el lugar porque me dijo que la única manera era ‘irlo a ver seguido’ aunque, y me lo repitió varias veces, él amaba a su esposa”, dijo María Bobadilla Olvera a través de sus historias en Instagram.

Romina Sacre contó su experiencia a través de Twitter

Mediante su cuenta de Twitter, la escritora Romina Sacre también se unió a las denuncias púbicas y dijo que lo que vivió con el hijo de Talina Fernández ocurrió hace 9 años, “cuando todavía quería ser actriz”.

En un largo hilo contó que Coco Levy la invitó a ella y a una amiga, con la que escribió un guion, a una ‘fiesta’, la cual parecía más bien un casting en el que había entre 8 y 10 mujeres de 19-28 años con cuatro productores y ejecutivos de la industria televisiva.

Sacre describió la reunión como un casting ideal para seducir chavitas. “Hubo karaoke y varias cantaron tocándose el cuerpo. Fernando Pérez Gavilán (uno de los productores) le dijo a una: ‘Nadie se fija en cómo cantas con ese cuerpo que te cargas’. Poco a poco me cayó el veinte de cómo funcionaban las cosas en Videocine”.

A la semana siguiente, fue citada una vez más a la oficina de Levy y le dijo: “‘¿Sabes por qué no te propongo como protagonista? Porque no explotas tu sensualidad. Vete nada más ¡te caes de buena mamita! Tú tienes que aprovechar que los productores quieran algo de ti, no lo veas como algo malo”, recordó la también conductora de un podcast.

Ante dichas denuncias, el productor recurrió a su Instagram para defenderse. En un video con duración de 1:38 minutos, aseguró ser un hombre que siempre se ha conducido con respeto y dignidad, algo que también le ha inculcado a sus hijas.

“Soy Coco Levy y, como saben quienes me conocen, siempre me he conducido con respeto y dignidad hacia todas las personas, como me enseñó mi madre y como yo he educado a mis hijas. Ayer, una persona hizo acusaciones absolutamente falsas en un intento por afectar la imagen que he construido durante toda una vida”.

Más chicas alzan la voz contra Coco Levy

Sin embargo, hoy nuevas chicas salen a la luz para sumarse a las denuncias en su contra. Durante una charla denominada Coco Levy: Voces y Testimonios en Twitter, actrices, escritoras y productoras compartieron testimonios en contra del actor, cantante y productor sobre acoso sexual y abuso de poder.

Las periodistas Soledad Durazo Barceló, Pamela Cerdeira y Alessandra Rojo, directora de Desarrollo Social de la alcaldía Miguel Hidalgo, fungieron como presentadoras para darle voz a las actrices: Patricia Meneses, María Bobadilla, Regina Keller, Liz Cervantes y Luciana González de León.

“Tenemos que aprovechar a todas las mujeres que han dado su testimonio, debemos dejar de normalizar estos abusos, es algo que ya se destapó”, expresó Soledad Durazo para luego dar el micrófono a Patricia Meneses quien dijo que quien debutó como cantante en la década de los 80, tenía el mismo modus operandi con todas las mujeres.

“Lo que hacía Coco Levy era alardear sobre su puesto, le mostré mis fotos, me dijo que mis fotos no estaban bien, porque no veía a esa mujer poderosa, con fuerza, que las actrices teníamos una energía sexual que mostrar. Le dije que no tenía sentido lo que decía, pues ningún productor antes me había dicho eso y él enojado respondió que todos trabajan para él, pues es el productor”.

Recordó que le enseñó imágenes de mujeres mostrando los senos. Después, ella se sintió muy incómoda y no regresó más a su oficina. En la misma charla, la actriz Regina Keller comentó que ella lo frecuentó durante seis años por lo menos una vez al mes.

“Me decía ‘¿Por qué no bajas de peso?’, a las semanas siguientes iba súper orgullosa a contarle que bajé de peso, después me decía que por qué iba tan tapada, que debía enseñar mi cuerpo, hasta yo decía claro que tengo que agradarle”, dijo.

Liz Cervantes, quien también es actriz y escritora, platicó que fue acosada por él. “Hablábamos de mis guiones. Cada semana me decía que podíamos ir leyendo cada uno de mis guiones, le iba subiendo de nivel a sus insinuaciones. Me decía que debía vestirme más provocadora, que si quería ser actriz eso es lo que hacían las actrices”.

Coco Levy: Voces y Testimonios tuvo una duración aproximada de hora y media y se puede escuchar a través de Opinión 51 en Twitter.

La lista no termina

Antes de compartir su testimonio en el referido programa, Luciana González de León, actriz desde hace 15 años, platicó en sus redes que cuando conoció al productor, también la citó en su oficina y él mismo le pidió que cerrara la puerta.

«Por suerte a mí nunca me tocó, siempre fue un asunto verbal y miradas lascivas, yo qué sé, eso que tan bien conocemos las mujeres en este país. La tercera vez que fui y se lo conté a mi mamá, ella me apoyó, me aconsejó que no volviera», narró la actriz para luego pedir a la opinión pública que escuchen a todas las chicas antes de decir «no creo».

Perla Villarello es otra de las denunciantes. Dijo que hace ocho años llego a la Ciudad de México en busca de una oportunidad en el medio del entretenimiento. Recordó que asistió a la oficina de Levy con muchas ilusiones pensando que él le daría una respuesta positiva porque acumulaba cierta experiencia.

«Me pidió que pasara sola, cerró la puerta y empezamos a platicar. Al principio me cayó bien, después comenzó a preguntarme que qué iba a hacer yo para ser inolvidable. En Videocine decían que necesitaban actrices arriesgadas y yo qué iba a hacer para ser recordada por él y abrirme las puertas del cine nacional porque él se siente como la autoridad.

«Yo me quedé sacada de onda, no reaccioné. Se para, sale del escritorio y entra como si fuera Marlyn Monroe, empieza a contonearse y se pone a darme un tipo de clases de seducción para que yo viera cómo es que tengo que hacer con los productores y directores para conseguir un trabajo», contó.

Finalmente, una chica llamada Mariana Azcárate también levantó la voz y escribió en su Twitter: «A mí, una vez me citó en su oficina, y me dijo que si quería hacer mi película, me tenía que corromper, que yo era muy buena. Que yo podía ser la cineasta más joven de México (imagínate la fucking presión) y que dejara de esconder mi belleza, que mejor la usara. Pinche güey», concluyó.

Deja un comentario