No ir la Revocación es ratificación

0
69

Hay dos formas de otorgar la voluntad: una es la expresa y la otra es la tácita. La primera es la manifestación de una manera clara de lo que la persona quiere o no quiere; y la última es cuando ´por signos inequívocos se da a entender lo que se quiere o no se quiere; y puede simplificarse con “el que calla otorga”.

La revocación de mandato es un acto jurídico, constitucional y político, formal; que requiere la presencia física del ciudadano en las urnas para que exprese la voluntad de retirar, de quitar, de dejar sin efecto el mandato que otorgó; de manera que si no se hace esa manifestación se estará dando a entender la conformidad de que continúe la vigencia del mandato.

Las y los ciudadanos mexicanos estamos convocados a la consulta popular de la Revocación de Mandato, del primer magistrado de la nación, el próximo domingo 10 de abril, para que palomeen o tachen la boleta que dice:

“¿Estás de acuerdo en que a Andrés Manuel López Obrador, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, se le revoque el mandato por pérdida de la confianza o siga en la Presidencia de la República hasta que termine su periodo?”

Y la depositen en las urnas; exactamente igual a como lo hicimos el 1° de julio de 2018, alrededor de 30 millones de ciudadanas y ciudadanos, en que libre, individual y secretamente elegimos al Presidente de todos los mexicanos.

Para que esta revocación de mandato sea vinculante, esto es, que obligue a los poderes Legislativo y Judicial de la Federación, a respetar el resultado de la revocación y a actuar en consecuencia respecto del Poder Ejecutivo Federal, se requiere que acuda a votar cuando menos el 40% de las y los ciudadanos que están en la lista nominal del Instituto Nacional Electoral INE, o sea, alrededor de 37 millones de los cerca de 92 millones del total.

Para que se le pueda revocar el mandato al Presidente es necesario que lo pida más de la mitad de ese 40%, es decir, 18 millones 500 mil y un votantes, o sea, la mitad más uno.

En caso de que no acuda el 40%, la consulta popular de revocación de mandato, quedará como un ejercicio de democracia directa, como un precedente de que a todo Presidente de la República se le puede quitar el mandato antes del periodo para el que fue electo, y sobre todo reflejará la popularidad y el apoyo que tiene el Presidente, para llevar a cabo las reformas que está requiriendo nuestro país para ser mejor para bien de todos.

En el siglo pasado hubo un partido de oposición que tenía entre sus eslogan “si no votas no te quejes”; que parodiándolo con la revocación de mandato, podríamos afirmar: si no acudes este domingo 10 de abril, a emitir tu voto en pro o en contra, no te quejes.

Deja un comentario