«México lindo y querido si muero lejos de ti…»

0
76

“Que digan que estoy dormido y que me traigan aquí…”, es la canción que estaba de moda cuando su mejor intérprete Jorge Negrete, murió en Los Ángeles, California, en donde se encontraba para cantar en el Teatro Million Dólar; lo que no fue posible porque murió en el Hospital Cedros de Líbano, el 5 de diciembre de 1953, en esa ciudad.

Pero unos días antes de su deceso Jorge Negrete, había estado presente en una pelea de box del también ídolo Raúl “Ratón” Macías, allí mismo en Los Ángeles; a la que acompañado de su esposa María Félix, acudió para apoyarlo.

Cuando murió Jorge Negrete hacía cinco días que había cumplido 42 años, el 30 de noviembre; por lo que todavía se le veían muchos años de vida; aunque en sus últimas películas Reportaje y El Rapto, ambas al lado de la mencionada diva; su semblante ya reflejaba algunos estragos de un mal hepático mal atendido, que no tenía nada que ver con el alcohol; pues él fue un abstemio.

El Presidente Adolfo Ruiz Cortines, envió un avión de la Fuerza Aérea Mexicana, para traer su cuerpo a México, en donde declararon día de duelo nacional, en todos los cines del país se guardó un minuto de silencio, su ataúd fue cubierto con la bandera nacional en el Palacio de Bellas Artes, rindiéndole un homenaje que reunió a casi todos los artistas; pues estaban muy agradecidos con su protector y líder sindical que creó la Asociación Nacional de Actores ANDA, de la que fue su Secretario General hasta su muerte.

Jorge Negrete, cantó como nadie lo ha hecho, a la patria, a la Revolución, al pueblo, a una tercera parte de los estados, principalmente a Jalisco y San Luis Potosí; al amor, a las mujeres, a los machos mexicanos, al campo, a las montañas, a sus costumbres y a todo lo que ha formado parte de México; por lo que con su imponente figura, su impresionante voz, su deslumbrante gallardía y su fuerte personalidad, reafirmó y dio identidad a la mexicanidad post-revolucionaria; siendo su mejor embajador en el extranjero.

Se recuerda una gira exitosa de Jorge Negrete, en Centro y Suramérica y el Caribe, acompañado del Trío Calaveras, en la que cantó en Buenos Aires, Argentina, Adiós Pampa

mía; en Caracas, Venezuela, Alma Llanera; en Puerto Rico, Borinquén ó Preciosa; en La Habana, Cuba, y otras capitales de aquellos países; pero también cantó a España, Granada; y cantó todas esas canciones como nadie lo ha hecho.

Estamos recordando 69 años de la muerte de Jorge Negrete, para que los valores de México, que imprimió en sus canciones y en sus películas sigan perdurando en las actuales y venideras generaciones que están en peligro de perder sus raíces autóctonas y su identidad nacional, con tantas malas influencias de aquí y de fuera.

Deja un comentario