Normalistas de Ayotzinapa bloquearon parcialmente Autopista del Sol tras informe del GIEI

0
52

Ciudad de México a 30 de marzo de 2022.- Estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, de Ayotzinapa, bloquearon la Autopista del Sol y la carretera federal México-Acapulco por más de una hora, para manifestar su rechazo hacia las acciones de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, las cuales consideraron que limitan el esclarecimiento de la desaparición de los 43 normalistas.

Minutos antes de las 10 de la mañana, los estudiantes llegaron a Chilpancingo en autobuses y utilizaron tráileres y camiones de carga para bloquear totalmente el paso vehicular en el punto conocido como Parador del Marqués, al sur de la ciudad.

La protesta se llevó a cabo dos días después de la presentación del Tercer Informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), en el que se dio a conocer un video en el que se observa a personal de la Secretaría de Marina (Semar) alterar el basurero de Cocula –donde según la versión oficial, fueron asesinados e incinerados los 43 normalistas desaparecidos–, antes de que iniciaran las diligencias oficiales.

En un principio, el bloqueo en Chilpancingo fue total, pero los normalistas decidieron liberar un carril en ambos sentidos de la vialidad para repartir volantes a los automovilistas, en los que informaron a la ciudadanía sobre la intervención de la Semar en la manipulación de evidencias del caso Ayotzinapa.

Además, los normalistas expusieron que había “jóvenes cadetes” infiltrados en la institución “para hacerse pasar por estudiantes y precisamente 48 horas antes de la masacre de Iguala tenían la orden de alejarse de los sucesos”.

Un grupo de estudiantes fue llevado a la Comisaría de Barandillas de Iguala, pero se ocultaron los registros de su detención en ese lugar, y “personas que pudieron haber sido clave para darle seguimiento a las investigaciones y descubrir la red implicada en el caso” fueron asesinadas.

Ante este panorama, los manifestantes reclamaron que “todos los esfuerzos del gobierno federal estaban encaminados no a esclarecer el caso, sino a desaparecer todas las evidencias posibles para ofrecer una versión en la que solamente estaban implicados el crimen organizado y los estudiantes normalistas”.

Finalmente, exigieron a López Obrador dar con el paradero de los 43 normalistas desaparecidos y cumplir con el acceso a la verdad y la justicia para las familias de las víctimas, quienes reconocen la investigación del GIEI a falta de información de parte de las autoridades del país.

Los estudiantes se apoderaron de cinco autobuses de distintas empresas y luego, se retiraron dejando libre el paso vehicular en la Autopista del Sol y la carretera federal México-Acapulco.

Deja un comentario