Gobernador de Florida presenta queja sobre un espectáculo de «drag queens» delante de niños

0
907

(AGENCIAS) 29 de julio de 2022.- La administración del gobernador Ron DeSantis presentó el martes una denuncia estatal contra el R House de Miami que dice que los Drag Show Brunches de fin de semana del bar de Wynwood exponen a menores a “espectáculos drag sexualmente explícitos”.

“La naturaleza de los espectáculos descritos anteriormente, particularmente cuando se llevan a cabo en presencia de niños pequeños, corrompe la moral pública y ultraja el sentido de la decencia pública”, dice la queja en un argumento que acusa a R House de conducta desordenada.

Los propietarios de R House emitieron un comunicado: “Somos conscientes de la queja y actualmente estamos trabajando con el Departamento de Regulación Comercial y Profesional, a través de nuestro abogado, para rectificar la situación. Tenemos la esperanza de que el gobernador DeSantis, un partidario vocal defensor de la industria de la hospitalidad y las pequeñas empresas de la Florida, vea esto como lo que es, un malentendido, y que el asunto se resuelva positiva y rápidamente”.

La queja fue presentada ante el Departamento de Regulación Empresarial y Profesional de la Florida, que forma parte de la administración de DeSantis, por la División de Bebidas Alcohólicas y Tabaco de la dependencia.

R House tiene 21 días para responder. Pudiera perder su licencia de bebidas alcohólicas si se considera que viola las leyes y códigos locales.

Y, eso, dijo DeSantis, “básicamente” pondría a R House fuera del negocio.

¿Qué es R House?

La mayoría de los espectáculos drag en Miami se pueden encontrar en los bares LGBTQ, pero R House es único en su modelo de negocio. Es principalmente un restaurante de inspiración hispana que presenta varios espectáculos de artistas drag y DJ.

Según el portal digital del restaurante, fue fundado por el chef Rocco Carulli y su esposo Owen Bale en 2014 como “parte restaurante y parte galería de arte”. Con el tiempo, la pareja conoció a la reconocida drag queen miamense Athena Dion y al DJ Jody McDonald. Desde entonces, el restaurante ha acogido espectáculos de drag junto con el servicio de cenas y brunch.

Los brunch se han hecho tan populares que hay que reservar con semanas de antelación. Como en la mayoría de los restaurantes, no hay ningún requisito de edad para sentarse a la mesa y el portal digital de R House no anuncia explícitamente el brunch como un evento para niños.

El menú del brunch ofrece una comida para niños de $30 que incluye dos platos y refrescos. (Para los adultos, el brunch cuesta $55 por persona).

La queja del estado se basa en un video viral

Después que un video del 3 de julio visto en las redes sociales y en varios sitios web mostró a una bailarina con el trasero al desnudo, los pechos cubiertos solo con cubrepezones y billetes de dólar en una tanga guiando a una niña de entre 3 y 5 años alrededor del restaurante, la queja dice que la división se enteró que los Brunches Drag Show de R House han estado funcionando desde al menos 2017.

Después de eso, la queja revela que investigadores de la división acudieron a los drag brunch del 9 de julio, el 17 de julio y el 23 de julio. Los investigadores también peinaron las redes sociales en busca de videos del Drag Brunch, de los que se incluyen varias capturas de pantalla en la denuncia.

A lo largo del documento, la denuncia trata de yuxtaponer las similitudes del espectáculo con las actuaciones de los clubes de striptease, sumando el hecho de que los niños sean bienvenidos (el menú del Drag Brunch tiene una sección para menores de 12 años).

“Que los niños participen en esto está mal y no es coherente con nuestra ley y política estatales y es una tendencia preocupante en nuestra sociedad a tratar de sexualizar a estos menores”, dijo DeSantis a los periodistas en una conferencia de prensa en Tampa. “Esa no es la manera de cuidar a nuestros niños. Se protege a los niños. No se les expone”.

El estado argumentó que las “actuaciones y la actividad sexual simulada —sobre todo cuando se realizan en presencia de niños pequeños— son una actividad lasciva y justifican la revocación de la licencia del demandado”, según la demanda.

También cree que el lugar debería ser “declarado una molestia”, citando el precedente establecido por la Corte Suprema de la Florida que reconoce que “’los hombres que se hacen pasar por mujeres’ en el contexto de actuaciones ‘sugestivas e indecentes’ son una molestia pública”.

“Queremos asegurarnos que tenemos un estado y tenemos comunidades donde los niños pueden ser niños”, dijo DeSantis.

Deja un comentario