Cierran centro de rehabilitación clandestino en el ejido Ampliación Allende

0
73

*Confirman maltrato a los internos

Torreón, Coahuila a 24 de agosto de 2022.- Un centro de rehabilitación clandestino ubicado en el ejido Ampliación Allende fue cerrado el día de hoy al no contar con ningún tipo de permiso para operar y luego de confirmar el abuso y maltrato a los internos, quienes presentaron huellas de violencia que en sus cuerpos.

El director de Inspección y Verificación Municipal, Raúl Rodríguez García, informó que los elementos a su cargo, apoyados por Seguridad Pública, Dirección de Prevención del Delito, Jurisdicción Sanitaria, Protección Civil y de la Fiscalía General del Estado, procedieron a clausurar el lugar y a resguardar a los muchachos.

Todos los internos fueron trasladados al Anexo “Transmítelo” de la calzada Zaragoza 602 de la colonia Campo Nuevo Zaragoza, tras realizarles una valoración por parte del médico legista, quien dio fe de los abusos físicos a los que eran sometidos, además de que ordenó estudios especializados para descartar o determinar abuso sexual por parte de los encargados quienes fueron detenidos.

Por su parte, la Fiscalía General del Estado inició la carpeta de investigación para fincar responsabilidades y así iniciar el proceso legal de los responsables del centro de rehabilitación y de quien resulte responsable de los abusos físicos y psicológicos hacia los internos.

El anexo con la denominación “Juntos para vencer”, funcionaba al margen de la ley en la calle Venustiano Carranza 145 del referido sector ejidal, en medio de una serie de irregularidades y en flagrantes violaciones a los derechos humanos, según se pudo constatar.

Las evidencias de maltrato a los pacientes refieren también mala alimentación, falta de atención médica y psicológica, así como una carente infraestructura para albergar a los adictos, lo que llevó a las autoridades a clausurar el lugar.

“Había prácticamente de todo, fue una serie de cosas, se cerró porque hubo denuncias, esas denuncias fueron a dar con nosotros; se presentó el personal a hacer la supervisión y se confirmaron las irregularidades que llevaron a la clausura”, detalló el funcionario.

La casa habitación había sido rentada para estos fines y no tiene los espacios adecuados para sus necesidades, sumándose que a todas horas los internos gritaban y decían palabras altisonantes.

Ante estas denuncias las autoridades recomiendan a la población no caer en la desesperación y buscar ayuda profesional en lugares que operen bajo la ley, en caso de tener un familiar con adicciones, para evitar caer en estas situaciones de abuso y maltrato.

Deja un comentario