Altas y Bajas de Algodoneros

0
66

SE PUDO GANAR LA SERIE EN SALTILLO

Jenrry Mejía tuvo un relevo muy desafortunado el viernes anterior en el parque Francisco I. Madero de Saltillo, y Saraperos aprovechó para dar la vuelta al marcador y llevarse la victoria en el juego inaugural de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) 2022. El equipo de casa ganó el encuentro por 9 carreras a 8.

Las fallas fueron del abridor Rafael Pineda y de quien hoy es el preparador, Jenrry Mejía. El sábado Jordan Guerrero tiró un juegazo de siete entradas y se llevó la victoria, antes de sufrir con otro relevo titubeante de Mejía, aunque ahora consiguió dos outs; después vino Josh Lueke a demostrar que él debe ser el cerrador.

El domingo Jordan Kipper tuvo una decepcionante apertura y eso preocupa, porque el estadounidense llegó como uno de los abridores de cabecera en el staff que encabezan Roberto Espinoza y Jesús Manso. Ese fracaso de Kipper se une a la deficiente apertura de Rafael Pineda, y hace que las alarmas se enciendan, porque la partida de Mike Kickham dejó un hueco grande en la rotación de inicialistas. Hoy falta esperar a que Luis Gámez y Aldo Montes respondan ante la poderosa ofensiva de los Sultanes de Monterrey, mientras que a Rafael Pineda le toca sacarse la espina ante la misma escuadra regiomontana que comanda el panameño Roberto Kelly.

Hay quien puede decir que apenas fue la primera salida de estos lanzadores y les asiste la razón, pero también es cierto que el cuerpo técnico debe preocuparse porque tanto Pineda como Kipper corrijan de inmediato lo que hicieron mal, para que muy pronto entreguen lo que de ellos se espera.

Al mismo tiempo se tiene que resaltar el gran trabajo de Jordan Guerrero en siete entradas, para ser el único abridor en conseguirlo en las nueve series inaugurales de este 2022.

Faltan todavía 87 juegos de la temporada regular y puede pensarse que existe tiempo suficiente para corregir, pero ante las potencias que hoy integran la Zona Norte, es un suicidio no corregir a tiempo, y máxime cuando el objetivo de Unión Laguna es muy claro, ser campeón.

La salida de Missael Rivera ha provocado una serie de situaciones que Unión Laguna aún no puede corregir, y es que Pedro Florimón no ha demostrado ser ese short stop estelar que algún día estuvo en el mejor beisbol del mundo.

Florimón ocupa una plaza de extranjero, y un refuerzo importado forzosamente tiene que ser mejor que el talento mexicano con que se cuenta. No se trata de evaluar el trabajo de Florimón, pero sí es un hecho que Unión Laguna puede cubrir el campo corto con un elemento que no ocupe plaza de extranjero, la cual debe ser para un abridor de calidad, como era la planeación original, en donde se contaba con Mike Kickham.

Martes, miércoles y jueves vienen juegos ante un sinodal durísimo como los Sultanes de Monterrey, firmes candidatos al título de la LMB en 2022; aquí Algodoneros está obligado a utilizar a sus mejores hombres, y no dar ningún tipo de concesiones; esperemos resultados ante la novena de Roberto Kelly, para analizar detalladamente lo sucedido.

Deja un comentario