Hallan carteras, pero no sobrevivientes de vuelo en China

0
62

(AGENCIAS) 23 de marzo de 2022.- Rescatistas hallaron carteras, tarjetas bancarias y otros objetos personales de las 132 personas que viajaban en un avión de China Eastern Airlines que se estrelló el pasado lunes, pero no tuvieron señales de sobrevivientes. 

Las autoridades dijeron este martes que los graves daños sufridos por el aparato dificultan la determinación de la causa del siniestro.

El vuelo MU5735 se dirigía el lunes a la ciudad portuaria de Cantón desde Kunming, capital de la provincia suroccidental de Yunnan, cuando se precipitó desde la altitud de crucero para estrellarse en las montañas de Guangxi menos de una hora antes de su aterrizaje previsto. En las imágenes de video de la cámara de un vehículo, el avión parecía precipitarse al suelo con un ángulo de unos 35 grados respecto a la vertical, según los medios de comunicación chinos.

 Videos compartidos por medios estatales chinos mostraban pequeños fragmentos del avión repartidos por una amplia zona de bosque, algunos en campos verdes, otros en zonas calcinadas donde el fuego devoró los árboles. Cada fragmento tiene un número al lado, los más grandes con cinta policial.

 El director de seguridad aérea de la Administración de Aviación Civil de China, Zhu Tao, dijo a periodistas este martes que todavía no se ha encontrado ningún superviviente.

 «El avión sufrió graves daños durante el accidente y las investigaciones tendrán un nivel muy alto de dificultad», dijo Zhu en la primera sesión informativa del Gobierno sobre el desastre.

 «Con la información disponible en la actualidad, todavía no tenemos una evaluación clara de la causa del accidente», indicó, añadiendo que el avión no respondió a las repetidas llamadas de los controladores aéreos durante su rápido descenso.

 El choque dejó un profundo cráter en la ladera, señalaron rescatistas a Xinhua. Chen Weihao, que vio la caída del avión cuando trabajaba en una granja, dijo a la agencia de noticias que había caído en una zona deshabitada de la montaña.

 «El avión parecía estar de una pieza cuando cayó. En segundos, se estrelló», dijo Chen.

 Los rescatistas levantaron una base de operaciones cerca del lugar con vehículos, ambulancias y un camión con un generador estacionados en el pequeño espacio. Soldados vestidos de camuflaje se sumaron a los rescatistas en overoles naranjas y cascos para busca en el lugar calcinado y entre la densa vegetación de la zona.

 La seguridad se reforzó en la entrada de Molang, un poblado cercano al lugar. Se veía a policías comprobando cada vehículo que llegaba al poblado.

 La fuerte pendiente de la ladera complicaba colocar equipamiento pescado, aunque no parecía ser muy necesario porque apenas quedaban trozos grandes del fuselaje.

 El choque del Boeing 737-800 desató un incendio lo suficientemente grande como para ser captado en imágenes satelitales de la NASA.

 Los familiares de los pasajeros se reunieron en los dos aeropuertos. En una zona de descanso del sótano del aeropuerto de Kunming se veía gente envuelta en mantas rosas y sentada en sillones de masaje. Trabajadores de aeropuerto llevaron bolsas de comida y colchonetas. Un guardia de seguridad impidió el paso a un periodista de AP y dijo que «no se aceptan entrevistas».

 En Guangzhou, los familiares fueron escoltados a un centro de recepción con personal equipado con trajes completos de protección para protegerse de la expansión del coronavirus.

 El último avión comercial que se estrelló en China fue en 2010, cuando un vuelo regional de un Embraer E-190 de Henan Airlines se estrelló, causando la muerte de 44 de las 96 personas que iban a bordo.

 China Eastern dejó fuera de servicio todos sus modelos 737-800, según el Ministerio chino de Transportes. Expertos en aviación señalaron que es inusual dejar en tierra toda una flota de aviones si no hay pruebas de un problema con el modelo.

 La decisión que podría trastocar aún más el tráfico aéreo interno en China, ya afectado por el mayor brote de coronavirus en el país desde el primero a principios de 2020.

Deja un comentario