El mercado de capitales cerró la semana en terreno negativo

0
191

(AGENCIAS) 27 de noviembre de 2021. – El mercado de capitales cerró la semana en terreno negativo, con los principales índices de Estados Unidos registrando pérdidas promedio de 2.34% en la sesión del viernes, mientras que en Europa los índices promediaron pérdidas de 3.82% en la última sesión de la semana. Lo anterior debido a que se observó un incremento en la aversión al riesgo en los mercados financieros globales ante las preocupaciones en torno a la nueva variante del coronavirus, Omicron, la cual la Organización Mundial de la Salud ya clasificó como variante de preocupación (VOC por sus siglas en inglés), lo que implica que la variante cumple con una o más de las siguientes características: 1) tiene alto grado de transmisibilidad, 2) un cambio en la presentación clínica de la enfermedad o 3) representa una disminución en la eficacia de las vacunas disponibles.

Cabe mencionar que, varios países de la Unión Europea ya anunciaron restricciones de viaje hacia África, principalmente Sudáfrica, en donde se identificó la variante. Adicionalmente, ya se confirmaron casos en Hong Kong, Israel y Bélgica, por lo que probablemente ya se ha extendido a otras regiones del mundo. Lo anterior, eleva el riesgo de que se implementen medidas similares a las del segundo trimestre del 2020, con consecuencias negativas para la actividad económica global. En los próximos días, el mercado se mantendrá atento a las noticias en torno a esta variante, especialmente a las nuevas restricciones que anuncien los gobiernos y al grado de eficacia que muestren las vacunas contra esta cepa.

 

Debido al incremento en la aversión por riesgo, se observó una mayor demanda por bonos del Tesoro, con el rendimiento de los instrumentos a 10 años mostrando una contracción de 16 puntos base durante el viernes, la mayor disminución diaria desde el 27 de marzo del 2020 y cerrando en 1.47%.  

 

Adicional a lo observado durante la sesión del viernes, en los primeros días de la semana también hubo dos factores que propiciaron pérdidas en el mercado bursátil:

 

1.       El anuncio de que Jerome Powell seguirá siendo el presidente de la Reserva Federal por un segundo término, aumentando la especulación de que la Fed muestre una postura monetaria menos flexible en el 2022.

 

 

2.       Las nuevas medidas de confinamiento que se impusieron en países europeos como Austria y Eslovaquia. El mercado mostró nerviosismo ante la cuarta ola de coronavirus que se está observando en Europa, la cual podría empeorar con las festividades hacia el cierre del año.

Así, en Estados Unidos, los principales índices accionarios cerraron con resultados negativos. El Dow Jones registró una pérdida semanal de 1.97%, hilando tres semanas consecutivas de retrocesos. Así, el Dow Jones se ubicó en un nivel de 34,899.34 puntos, lo que equivale a un rendimiento en el acumulado del año de 14.03%. Por su parte, el índice S&P 500 retrocedió a una tasa semanal 2.20%, luego de haber avanzado 0.32% durante la semana anterior. El índice cerró en un nivel de 4,594.62 puntos, mostrando un rendimiento en el año de 22.33%. Al interior del S&P 500, las pérdidas se concentraron en el sector de energía (-4.04%), financiero (-3.27%) y el industrial (-2.73%). Por último, el Nasdaq cerró en 15,491.66 puntos, con una pérdida semanal de 3.52%, la mayor desde el 26 de febrero y mostrando un rendimiento acumulado en el año de 20.20%.

En México, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores cerró con una pérdida semanal de 2.60%, hilando tres semanas a la baja y registrando su mayor contracción desde el 29 de enero. Así, el IPC se ubicó en un nivel de 49,492.52 puntos, lo que equivale a un rendimiento acumulado en el año de 12.31% y siendo la primera semana en cerrar por debajo del nivel de 50,000 puntos desde el 9 de julio. Al interior del índice, se registraron pérdidas semanales en 30 de las 35 empresas incluidas, destacándose las pérdidas de Grupo Carso (-11.67%), Alsea (-10.00%) y Banregio (-9.19%). El desempeño negativo del IPC se debió tanto a un incremento de la aversión al riesgo global por los factores antes mencionados, así como por un aumento en la aversión al riesgo sobre México debido a: 1) la incertidumbre en torno a la expectativa de la política monetaria, tras la nominación sorpresiva de Victoria Rodríguez para el Banco de México y 2) el estancamiento de a la actividad económica en el país, con el PIB mostrando una contracción de 0.43% en el tercer trimestre del año.

En Europa, las principales plazas bursátiles también cerraron con resultados semanales negativos, recordando que la Eurozona es nuevamente el epicentro de la pandemia. El Euro Stoxx 600 cerró en 464.05 puntos, presentando una pérdida semanal de 4.53%, la mayor contracción desde la semana que terminó el 30 de octubre del 2020. Por su parte, el DAX de Alemania mostró un retroceso semanal de 5.59%, luego de haber hilado cuatro semanas al alza. Por último, el FTSE 100 de Londres disminuyó a una tasa semanal de 2.49%, hilando dos semanas a la baja. Así, el DAX y el FTSE 100 cerraron en niveles de 15,257.04 y 7,044.03 puntos, respectivamente, lo que equivale a un rendimiento acumulado en el año de 11.21% y 9.03%, respectivamente.

Al igual que en el resto del mundo, los principales índices bursátiles de Asia cerraron en terreno negativo. El índice de Hang Seng cerró la semana con una pérdida de 3.87%, hilando dos semanas a la baja. El índice de Hong Kong cerró en 24,080.52 puntos, equivalente a un rendimiento en el año de -11.57%. En China, el índice Shenzhen cerró la semana en 4,860.13 puntos, mostrando una pérdida de 0.61%. Por último, en Japón, el Nikkei 225 cerró la semana con una pérdida de 3.34%, luego de haber avanzado 0.46% durante la semana pasada. Así, el índice japonés se ubicó en 28,751.62 puntos, lo que equivale a un rendimiento acumulado en el año de 4.76%.

Deja un comentario