Suspenden en el ejido Allende fiesta clandestina, encuentran a menores ingiriendo bebidas alcohólicas

0
81

Torreón, Coahuila a 11 de septiembre de 2022.- La Dirección de Inspección y Verificación de Torreón, levantó un acta administrativa en contra de los dueños de una casa particular de la calzada Juan Pablo II del ejido Ampliación Allende, donde la madrugada de este domingo se celebraba una fiesta con menores de edad consumiendo bebidas alcohólicas.

 

El director de la dependencia, Raúl Rodríguez García, informó que el evento fue promovido por medio de redes sociales, donde pedían que cada quien llevara sus bebidas, asegurando que no llegaría la policía y les cobraban 70 pesos por persona para ingresar.

 

La autoridad municipal intervino luego de que se recibieran reportes por el alto volumen de la música y el aviso de que estaban ingresando menores de edad.

 

El menor que organizó el evento, Juan Carlos “N”, así como su padre, Julián “N”, quien recibió a los elementos en la puerta de su casa, fueron puestos a disposición de la Procuraduría para las Niñas, Niños y la Familia (PRONNIF), para que el adulto haga frente a la responsabilidad que le resulte.

 

El lugar no contaba con permiso para fiesta, pero al arribar se descubrió que era un evento con fines de lucro donde se cobraba el ingreso.

 

Al interior se localizó a menores de edad los cuales ingerían bebidas embriagantes, mismos que fueron retenidos momentáneamente mientras se llamaba a sus padres para que pasaran a recogerlos.

 

“Me parece una grave irresponsabilidad que se desarrollen este tipo de fiestas donde se permite a menores el consumo de bebidas alcohólicas y sobre todo que cuenten con la anuencia de padres y de algunos liderazgos estudiantiles”, dijo Raúl Rodríguez García.

 

El personal de la dependencia levantó el acta administrativa correspondiente.

 

 

 

 

 

 

CLAUSURAN BARBERÍA Y TALLER

 

En otras intervenciones de la Dirección de Inspección y Verificación, el día de ayer se procedió a las clausuras de una Barber shop y de un taller de herrería porque había personas ingiriendo alcohol en su interior.

 

En trabajo de barrido, la Dirección de Inspección y Verificación, clausuró un taller de herrería en el bulevar Ejército Mexicano y una barbería de la colonia Jacarandas, en donde personal y clientes ingerían bebidas alcohólicas dentro de los locales después de las horas establecidas, lo cual está prohibido por los reglamentos municipales.

 

Rodríguez García informó que estas acciones se realizan en cumplimiento del eje de Gobierno Seguridad y Orden  del alcalde Román Alberto Cepeda González.

 

El funcionario indicó que en esta ocasión las inspecciones se centraron en el norte de la ciudad, en donde se ubicó a estos dos establecimientos que no contaban con licencias de funcionamiento ni certificados de fumigación y además se sorprendió a personas tomando bebidas alcohólicas en el interior, lo cual es violatorio al reglamento para establecimientos mercantiles.

 

Rodríguez García resaltó que el objetivo es garantizar seguridad  a la ciudadanía al momento de visitar los establecimientos comerciales de cualquier giro, los cuales deben cumplir con los reglamentos municipales.

Deja un comentario