¡Oh!… ¿Y ahora quién podrá defenderlo?

0
93

El título de esta columna es, en esta ocasión, parodiando a la inolvidable e inigualable serie infantil “El Chapulín Colorado”, frase que en los programas televisivos se aplicaba a uno de los personajes que se encontraba en algún tipo de peligro y que era necesaria la aparición del héroe infantil que vestía de rojo para salvarlo y castigar a los malos.

        Tal expresión fue aplicable precisamente a mediados del mes de septiembre del 2004, cuando el mandatario Angel Sergio Guerrero Mier –qepd- había concluido su período constitucional, dejando la primera y elevadísima deuda pública de la entidad duranguense.

        Quien lo sustituyó, para cubrir el sexenio 2004-2010, fue Ismael Hernández Deras, quien visiblemente molesto por el abultado adeudo que se le había heredado a su administración, prometió ante los medios de comunicación encarcelar al citado exgobernante.

        Guerrero Mier, temeroso de que su sucesor cumpliera su palabra, viajó a la capital del país para entrevistarse con el entonces líder del Revolucionario Institucional, Roberto Madrazo y solicitarle su ayuda, pues –según él- no era normal que tan carnicera animadversión se diera entre priístas.

        Según los enterados de esa época, el favor le representó un elevado costo pero finalmente Angel Sergio logró su objetivo, ya que Madrazo le extendió el nombramiento como delegado nacional del tricolor en el sureste del país, lugar en donde permaneció por más de dos años, hasta que el incidente quedó en el olvido –o en el arreglo- y el exgobernador pudo regresar a la capital duranguense, aunque ya más tranquilo porque su sucesor había incrementado de igual forma la deuda pública.

        Ahora es posible que tal guión se pudiera repetir con el el mandatario José Aispuro Torres, ya que el ahora su sucesor, Esteban Villegas Villarreal, parece que no está dispuesto a permitir se le deje un gobierno en quiebra y con una deuda superior a los 19 mil millones de pesos.

        Y más, porque tal parece que la coordinadora general del equipo receptor, Marcela Andrade Martínez, recibió instrucciones de “escarbar” en el complicado tema financiero que a su administración se le dejó, asegurando ante los medios que “ni vendiendo todos los activos del gobierno de Durango, se alcanzarían a cubrir los adeudos pendientes que rebasan la cifra antes mencionada”. Ah, y aclarándose que todavía esta información era apenas preliminar, pues aún faltaban otros documentos por recabar.

        A tal apreciación, la respuesta del gobierno de Aispuro Rosas, a través de Rosario Castro Lozano, fue en el sentido de que a ellos también se les dejó un adeudo similar por parte de la administración que les antecedió y que presidió Jorge Herrera Caldera, sin mencionar la ahora exfuncionaria el motivo por el que no se había actuado por la vía legal.

        Otro hecho que apunta a un gran pleito judicial entre el exgobernante panista y el actual mandatario que obtuvo el cargo de la alianza entre PRI, PAN y PRD, es la captura de una exfuncionaria de Finanzas cuando hace algunos días huía de esas oficinas, llevando en su poder una bolsa de plástico con 1.6 millones de pesos en efectivo, asunto que ya está investigándose de manera profunda.

        Y a esto se le suma, el hecho de que Aispuro Torres, a unas horas de dejar el cargo, y quizás preparando el terreno de solicitar ayuda presidencial, declaró sus simpatías por la propuesta del jefe de la nación, para que el Ejército permanezca en las calles realizando labores policiales. Ah, las cosas que ahora se ven dentro de la complicada política.

        Por hoy, fue todo. Hasta la próxima…Dios mediante. Para quejas y sugerencias…aguilaquecae_51@hotmail.com y aguilaquecae51@gmail.com

Deja un comentario