Había una vez un difunto…

0
84

…bueno, dos. Más bien, tres… Mejor dicho, ¡el pueblo entero!

En este sitio, los recuerdos no mueren; ¡penan! Pueblo chico, Purgatorio grande. Comala es un páramo lleno de voces. Un muerto dice más de mil palabras; el aire entero es la red social del Más Allá. Pueblo mágico, pueblo trágico.

El Coro de los Muertos (próximamente, Los Difuntos Cantores de Comala) se expresa a través de la poesía de ultratumba. Las voces, las atmósferas, las imágenes hacen patente el misterio de lo que ocurre; el misterio de lo ocurrido y el misterio acerca del gran éxito mundial de Pedro Páramo.

Un misterio que no puede explicarse; debe leerse.

Pedro Páramo es un clásico que, si se reedita, se agota, porque quien empieza a ojearlo se lo lleva. Se cuenta que Gabriel García Márquez no pudo dormir el día que leyó Pedro Páramo. El impacto fue tal, que el Nobel colombiano le dio una segunda lectura; esto influiría en la escritura de Cien años de soledad.

Si los programas de Chespirito nos representan en el extranjero, en las letras lo hacen los libros de Juan Rulfo. Pedro Páramo se ha traducido a más de 40 idiomas. Es el libro mexicano más conocido y valorado en el mundo.

El nombre completo del autor era Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno. También fue fotógrafo y guionista de cine.

Deja un comentario