Una testigo del tiroteo en Walmart dice que el atacante «parecía que iba de caza»

0
82

(AGENCIAS) 25 de noviembre de 2022.- El supervisor de Walmart que disparó y mató la noche del martes a seis compañeros de trabajo en Virginia parecía apuntar a las personas y disparó a algunas víctimas cuando ya estaban heridas y probablemente muertas, dijo una testigo que estaba presente cuando comenzó el tiroteo.

Jessica Wilczewski dijo que los trabajadores estaban reunidos en una sala de descanso de la tienda para comenzar su turno nocturno a última hora del martes cuando el jefe de equipo Andre Bing entró y abrió fuego con una pistola.

Mientras que otro testigo describió a Bing disparando aleatoriamente, Wilczewski dijo que observó que apuntaba a ciertas personas.

«La forma en que actuaba: iba de caza», le dijo Wilczewski a la AP el jueves. «La forma en que miraba las caras de la gente y la forma en que hizo lo que hizo, estaba eligiendo a la gente».

Agregó además que lo vio rematar a personas que ya estaban en el suelo.

«Lo que sí sé es que se aseguró de que quien quería muerto, estaba muerto», dijo. «Volvió a disparar a personas que ya estaban muertas. Para asegurarse».

Wilczewski contó que solo llevaba cinco días trabajando en la tienda y que no sabía con quién se llevaba bien o con quién tenía problemas. Dijo que el hecho de ser una empleada nueva puede haber sido la razón por la que se salvó.

Dijo que después de que comenzara el tiroteo, una compañera de trabajo que estaba sentada a su lado la metió debajo de la mesa para esconderse y que en un momento dado, Bing le dijo que saliera de debajo de la mesa.

Pero cuando vio quién era, le dijo: «Jessie, vete a casa». Ella se levantó lentamente y salió corriendo de la tienda.

Supervisor hostil, con «problemas de ira» y sin vida social

Dos días después del ataque, la policía seguía tratando de determinar el motivo, mientras que los antiguos compañeros de trabajo se esfuerzan por dar sentido a la matanza en Chesapeake, una ciudad de unos 250,000 habitantes cerca de la costa de Virginia.

Algunos de los que trabajaron con Bing, de 31 años, dijeron que tenía fama de ser un supervisor agresivo, si no hostil, que una vez admitió tener «problemas de ira». Pero también era capaz de hacer reír a la gente y parecía estar lidiando con las típicas tensiones en el trabajo que muchas personas soportan.

Deja un comentario